Toxina Botulínica

En el síndrome miofascial es muy importante la localización exacta del grupo muscular implicado en el origen del dolor; esto se logra con una anamnesis y exploración exhaustiva siendo las pruebas complementarias poco útiles.

La técnica principal es la inyección de toxina botulínica en el espesor del músculo contracturado. El mecanismo de acción de la toxina es producir un bloqueo reversible de la fibra muscular, impidiendo la liberación de acetilcolina de las terminales nerviosas de la placa motora. La dosis de toxina botulínica (Xeomin o Botox) es de 100 UI por grupo muscular.

Anteriormente la localización del músculo a tratar se hacía con fluoroscopia o electroestimulación, sin embargo desde hace unos años la técnica de localización recomendada es la ecografía.

– Cuadrado lumbar: paciente colocado en decúbito prono. Colocaremos la sonda en posición longitudinal por encima de la cresta ilíaca visualizándose la inserción del músculo cuadrado lumbar en la misma. Se localiza inmediatamente superficial al peritoneo el cual se moviliza con la respiración (también se observa el movimiento del polo inferior del riñón).

Cuadrado Lumbar

Visión ecográfica del ms. Cuadrado Lumbar. (CM=cuadrado lumbar, PI=pala ilíaca, PR=polo renal).

 

– Psoas: se coloca la sonda convex en posición longitudinal paralela a la línea de las apófisis espinosas hasta visualizar la sombra “en tridente” de las apófisis trasnversas. En este momento, se puede abordar el músculo que se localiza entre las sombras de la apófisis.

psoas

Visión ecográfica del ms. Psoas Lumbar. (AT=apófisis transversa, PS=psoas lumbar).

 

 

– Piriforme: en zona glútea se coloca la sonda convex en oblicuo hasta visualizar la cabeza del fémur. Se puede realizar una flexión de la rodilla y rotación del fémur para alargar y acortar el músculo y así ayudar a su localización. Se accede desde el borde lateral “en plano”.

 

Infiltración ecoguiada del ms. Piramidal. (GM=glúteo mayor, Pi=piramidal, o=punta aguja).

Infiltración ecoguiada del ms. Piramidal. (GM=glúteo mayor, Pi=piramidal, o=punta aguja).

 

 

En todas estas técnicas, es recomendable realizar tratamiento rehabilitador con estiramientos tras tratamiento con toxina de forma precoz.

Comments

  1. Mercedes Sandoval
    29/06/2014

    Leave a Reply

    Soy medico anetesiologa y estoy haciendo especialidad en dolor trabajo en una area de dolor , desearia conocer las aplicaciones de toxina botulinica en dolor y cuando y como puedo acceder a un curso de procedimientos ecoguiados para dolor.gracias

    • José M. Trinidad
      28/08/2014

      Leave a Reply

      Buenos días, Mercedes:
      Efectivamente la toxina botulínica tiene varias indicaciones en dolor: principalmente lo usamos en contracturas musculares crónicas de grandes grupos musculares implicados en la lumbalgia o cervicalgia (psoas, cuadrado lumbar, piramidal o trapecio). Esta técnica siempre requiere de ecografía o fluoroscopio para la localización exacta de la inyección.
      En los últimos tiempos, han salido nuevas indicaciones como son el tratamiento de la migraña crónica y algunos tipos de cefaleas, obteniendo muy buen resultado.
      Respecto a tu pregunta respecto a la formación, indicarte que en nuestra unidad realizamos un curso en enero que se anunciará en la página http://www.ecopain2014.com. Además existen otros cursos, principalmente en Barcelona, que puedes encontrar en la página de la Soc. Española del Dolor.
      Un saludo!

  2. conchi
    10/04/2016

    Leave a Reply

    hola, me han realizado un bloqueo del psoas (100 UI de XEOMIN) con control de escopia..
    desearia me dijeran cuando voy a encontrar un poco de mejoria ya que ahce una semana que me han realizado y estoy igual.
    muchas gracias.

    • José M. Trinidad
      01/05/2016

      Leave a Reply

      Buenos días, Conchi:
      El tratamiento con toxina botulínica consiste en el bloqueo de receptores de acetilcolina de los grupos musculares por medio de la inyección de dicha toxina. Este procedimiento se puede realizar guiado por escopia o por ecografía. Su efecto se empieza a notar a partir de los 7-10 días y es recomendable que se acompañe de tratamiento con fisioterapia.
      Hay que recordar que estos procedimientos son terapéuticos, pero también diagnósticos, pues si se quita el dolor con él sabremos con certeza que el dolor está siendo provocado en la estructura tratada. No obstante, si no se observa mejoría con dicho procedimiento se deberá acudir de nuevo a su especialista en Tratamiento del Dolor, para reevaluarla y ver si puede haber otras estructuras involucradas en el origen de su dolor, que puedan requerir tratamiento.
      Espero haberle sido de ayuda.
      Un saludo.
      UD+T

  3. pili
    06/03/2017

    Leave a Reply

    Buenas.
    Padezco migrañas crónicas, me han puesto tóxina botulínica en tres ocasiones, la verdad que la mejora es muy leve.
    Quisiera saber qué otras técnicas existen en la unidad del dolor porque con tratamiento de base ya han probado con todos siendo el resultado insatisfactorio ( nicardipino, tryptizol, gabapentina, vasonase, depakine, nololol…)
    Mis migrañas son varias: holocraneal, hemocraneal, occipital y tambien me coge por la ceja y nariz que me comentaron que es el nervio trigérmino.
    Gracias de antemano.

    • José M. Trinidad
      06/03/2017

      Leave a Reply

      Buenos días:
      El tratamiento con toxina botulínica tiene buen resultado en migrañas. No obstante, habría que hacer una consulta médica presencial en la que se analizaran los síntomas para definir si se trata de migraña, neuralgia del trigémino, neuralgia occipital, en racimos, dolor facial atípico,….
      Pues en función de la presunción diagnóstica se podrían realizar otros tratamientos como radiofrecuencia del ganglio de gasser, radiofrecuencia del ganglio esfenopalatino, bloqueo nervio occipital, radiofrecuencia C2C3,…
      Te aconsejo solicitar cita para revisar el caso.
      Un saludo.

  4. María Dolores
    30/03/2017

    Leave a Reply

    Esta técnica se puede considerar una intervención quirúrgica? Se realiza en un quirófano o en consulta?

    • José M. Trinidad
      04/04/2017

      Leave a Reply

      No es una intervención quirurgica, sino un procedimiento mínimamente invasivo para tratar el dolor. Nosotros lo realizamos en quirófano siempre por cumplir condiciones de asepsia y lo realizamos con visión ecográfica para tener certeza en la localización.
      Un saludo.

Leave a Reply


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*