Divulgación

Campaña para prevenir y tratar la cervicalgia: #StopDolorDeCuello

¿A quién no le ha dolido alguna vez el cuello después de un día duro?

La cervicalgia  es una de las molestias más comunes en la actualidad. Malas posturas, sobrecargas laborales, estrés… Las causas son tan diversas como sus síntomas. 

Para ayudarte a prevenirla, te ayudamos a comprenderla con nuestra campaña #StopDolorDeCuello 

Previous
Next

¿Sabías que la mayoría de veces que nos duele el cuello es por las malas posturas que adoptamos en nuestro día a día?

Desliza y descubre el porqué de la cervicalgia con nuestra campaña #StopDolorDeCuello.

Para ayudarte a prevenirla, te ayudamos a comprenderla.

Previous
Next

Ya nos los dicen nuestros mayores desde pequeños… “mira al frente”, “ponte recto”, “siéntate bien” …

Nuestros malos hábitos posturales son una de las principales causas que desembocan en cervicalgia. Y aunque curemos estos dolores, si luego no modificamos nuestras costumbres, el tratamiento será inútil.

Desliza y descubre que podemos hacer para mejorar nuestras cervicalgia con nuestra campaña #StopDolorDeCuello.

Para ayudarte a prevenirla, te ayudamos a comprenderla.

Previous
Next

Si el dolor de cuello es tu punto débil, nada mejor que conocer algunos de estos ejercicios para aliviar y relajar las cervicales.

Desliza y descubre qué podemos hacer para mejorar esta molestia con nuestra campaña #StopDolorDeCuello.  

Para ayudarte a prevenir la cervicalgia, te ayudamos a comprenderla 

Click Here
Previous
Next

Vídeos informativos sobre la Covid-19 y el dolor

Por nuestras consultas han pasado personas que han padecido COVID y visto empeorado su dolor. Algunos que no lo han sufrido, debido al sedentarismo pandémico han visto agravados sus síntomas.

¿Sabías que el sedentarismo pandémico ha provocado la aparición o el empeoramiento de lumbalgias y artrosis?, ¿o qué algunos estudios apuntan que los CoV pueden producir problemas oculares como la neuritis óptica?

7 de cada 10 pacientes con dolor crónico padecen ansiedad o depresión. Por ello, es muy importante que en los periodos de confinamiento, especialmente en los más severos, se sigan una serie de recomendaciones para evitar que la COVID repercuta en el estado de ánimo.

La COVID ha traído situaciones de estrés laboral que aumentan la percepción de dolor. Además, la mala higiene postural durante el teletrabajo (ej: porque no tenemos la mesa o sillas adecuadas) puede ocasionar la aparición de patologías como cervicalgia.